Wednesday, August 13, 2008

El PSPV denuncia que el barrio de Malilla se ha convertido en un “circuito urbano” para los aspirantes al permiso de circulación

Julio Such afirmó que el Ayuntamiento de Valencia hace oídos sordos a las quejas de los vecinos y de los centros educativos, permitiendo que el Barrio de Malilla se convierta en una pista de entrenamiento de coches de autoescuelas.

El Grupo Municipal Socialista denunció hoy que el Barrio de Malilla se ha convertido en un autentico “circuito urbano” para los coches de prácticas, con la complicidad del consistorio y sin poner en marcha las mas mínimas medidas de seguridad para ancianos, niños, jóvenes y vecindario en general. El recorrido tiene lugar a lo largo del día, desde las primeras horas de la mañana hasta las últimas del día, incluso de noche.

“Desde hace varios años se viene sucediendo la presencia de coches de autoescuelas en las calles de la Carrera de Malilla, Ingeniero Joaquín Benlloch, Oltá, Juan Ramón Jiménez, Bernal Descoll, Pianista Amparo Iturbi, Bernardo Morales Martín y adyacentes. Este hecho redunda en que en la actualidad la barriada del sur de la ciudad, con 22.000 habitantes, se ha convertido en una autentica pista de ensayo para alumnos que desean obtener el permiso de conducir”, declaró el Concejal Julio Such.

El Grupo Socialista viene planteando ante el equipo de Gobierno la gran responsabilidad de la alcaldesa ante posibles accidentes que se vienen sucediendo o se han sucedido (sirva como ejemplo el ocurrido meses atrás –mayo 2008- en la confluencia de Oltá con Ingeniero Joaquín Benlloch en el que se vieron implicados un coche de prácticas y un motorista con resultado de un herido grave y la necesidad de intervenir policía municipal y SAMUR) en las calles de Malilla.

Durante estos años han venido circulando coches de autoescuelas de todos los puntos de Valencia, incluso de autoescuelas de los pueblos cercanos a la capital, ya que sus calles forman parte de una de las zonas destinadas a los exámenes prácticos del carné de conducir desde hace tiempo. Según el edil socialista, “en la actualidad es frecuente la acumulación de hasta 6 y 7 coches seguidos. Igualmente, resulta frecuente la presencia de camiones de prácticas de gran tonelaje, llevando incluso remolque, así como autobuses conducidos por alumnos aspirantes al carné de conducir”.

Esta situación, aun siendo grave en sí misma ha venido colmando la paciencia de vecinos ya que en este barrio la red escolar coincide con estas calles por donde discurre el circuito de autoescuelas. Colegios de infantil, primaria y secundaria están ubicados en estas calles:

• Instituto de Secundaria Malilla, con 600 alumnos en la calle Bernardo Morales, pese a haber solicitado un paso de peatones en la misma puerta, se ve afectado por la presencia masiva de coches que no sólo pasan por delante de él, sino que las aceras de la fachada principal son convertidas en zonas de prácticas de estacionamiento. Es frecuente la coincidencia de salida de alumnos y la presencia de varios coches pasando en fila, uno tras otro
• Colegio Jardín y Pablo Neruda, infantil y primaria, entre ambos más de 700 alumnos en la Calle Bernat Descoll. Pasos de cebra distanciados de las puertas de salida.
• Colegios Martí Sorolla, Fernando de los Ríos, Martí Sorolla II, Centro infantil Parque Central en la calle Ingeniero Joaquín Benlloch, con más de 600 alumnos.
• Colegio Infantil Martí Sorolla, en la calle Juan Ramón Jiménez, con cerca de 60 alumnos. Acumulación de padres para recoger a los pequeños, a la vez que se acumulan los coches en doble fila, coincidiendo con la presencia de una gran superficie comercial.
• Colegio Mateu Cámara, en la calle Ceramista Gimeno, con 300 alumnos y paso rápido de vehículos bajo el puente de las vías del tren.
• Escuela de Música Amparo Iturbi, en la calle Amparo Iturbi, con 50 alumnos.


Durante los meses de finales de mayo, junio y julio, la circulación en el barrio se ha visto agravada y ha sido caótica al coincidir el tránsito de coches en prácticas con las obras de actualización y acondicionamiento de colectores en la vía principal (Carrera de Malilla) reduciéndose el tráfico de cuatro carriles -dos en cada sentido- a sólo dos –uno por sentido-. Sin embargo, según el Concejal Such, “durante este tiempo, pese a las protestas vecinales, la Concejalía de Tráfico no ha hecho absolutamente nada”.

El representante socialista afirmó que “a las quejas vecinales se han sumado las remitidas por las AMPAS y las direcciones de los distintos colegios e IES a la Alcaldesa y la Concejalía correspondiente, y que como tales constan en el registro de entrada del consistorio. El ejemplo más significativo son los escritos de la dirección y el AMPA del IES Malilla”.

Finalmente, el Grupo Municipal Socialista, siendo conocedor de la necesidad de zonas de prácticas para usuarios de autoescuelas, propone:
• Alejar estas prácticas automovilísticas de zonas sensiblemente peligrosas: colegios y parques.
• Incrementar el número de pasos de cebra y señales luminosas junto a colegios e institutos.
• Incrementar la presencia de policía local, sobre todo en las horas de salida y entrada a los centros educativos.



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE