Monday, January 26, 2009

El PSPV denuncia la incapacidad de Barberá para desarrollar los sectores pendientes de urbanizar en la ciudad consolidada

González Móstoles denuncia que el Ayuntamiento ha tardado ocho años en la tramitación de un PAI en el suelo urbano La Torre, que ahora tendrá que ser replanteado como consecuencia de la lentitud del consistorio. El edil alerta de que el cambio de uso de dos parcelas aprobado hoy para albergar sendos retenes de Policía Local privará a los vecinos de otros servicios públicos. El concejal presenta una moción para que el Ayuntamiento se comprometa a negociar una permuta de suelo con el propietario de la parcela de Jesuitas. Lamenta que Barberá no haya hecho nada al respecto en casi dos décadas. El represente socialista denuncia que mientras el fondo Zapatero servirá para crear empleo y mejorar la ciudad, la huella del nuevo plan de la Generalitat será la destrucción de un barrio histórico como el Cabanyal

El Grupo Municipal Socialista denunció hoy la “incapacidad” del equipo de gobierno de Rita Barberá para desarrollas los sectores pendientes de urbanizar en la ciudad consolidada. El concejal Vicente González Móstoles explicó en la rueda de prensa posterior a la Comisión de Vivienda, Grandes Proyectos y Urbanismo que el consistorio ha rechazado la alternativa técnica presentada por la mercantil Proara para la unidad de ejecución Molí de Pala, en la pedanía de La Torre, después de ocho años de tramitación.

El concejal explicó que la empresa presentó en 2001 el proyecto, que no fue sometido a información pública hasta 2004. Desde entonces, al consumir el plazo de un año de suspensión de licencias, el Ayuntamiento ha autorizado dos planes de actuación aislada en el mismo lugar, lo que ha dejado sin efecto el plan inicial y obliga a la redelimitación de la unidad de ejecución. González Móstoles consideró que ello revela “la escasa capacitación de gestión y falta de liderazgo de Barberá” pues “la lentitud del Ayuntamiento ha obligado a reconsiderar un PAI tras ocho años del inicio de los trámites”.

En el mismo sentido, González Móstoles denunció que “el absoluto olvido de la ciudad consolidada” queda demostrado, también, en la moción presentada por la concejala Carmen del Río sobre parcelas destinadas a zonas verdes en Malilla. En concreto, la regidora denunciaba la existencia de 19 parcelas que deberían albergar un jardín de acuerdo a las previsiones del Plan General de Ordenación Urbana y que, sin embargo, siguen sin urbanizar. “En total, suman 45.000 metros cuadrados de zona verde que, por responsabilidad íntegra de Barberá, todavía no se han ejecutado”, explicó al respecto el representante socialista.

Por otra parte, el edil lamentó que el consistorio haya decidido cambiar el uso de dos parcelas destinadas a servicio público en los barrios de San Isidro y Benicalap para la construcción de sendos retenes de la Policía Local. “Estamos de acuerdo en adoptar las medidas necesarias para incrementar la seguridad en la ciudad, pero la construcción de retenes no tiene por qué implicar necesariamente la reducción parcelas de uso público”, consideró el edil. La parcela de San Isidro, por ejemplo, estaba destinada inicialmente a un polideportivo. Hace un tiempo ocurrió algo similar en el sector de Moreras, donde se destinó una parcela reservada para servicio público a albergar un refugio de aves exóticas.

González Móstoles anunció, también, la presentación de una moción en la que solicita, a raíz de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia sobre la parcela de Jesuitas, que se presente para su aprobación el Plan Especial de Protección del entorno de los BIC del Jardín Botánico y la Iglesia de San Miguel y San Sebastián, encargado en 2002, sin incluir edificabilidad, y grafiando los actuales terrenos de jesuitas como zona verde. Asimismo, según explicó el concejal, la moción también propone que se inicien las gestiones necesarias con los propietarios y la Generalitat con tal de firmar un convenio que permita el traslado a otros espacios de la ciudad de los 16.445 metros cuadrados de techo previstos para el solar de Jesuitas. “Barberá es una mala alumna. No va a clase. Cuando va no presta atención y no lleva hechos los deberes. En concreto, no lleva hechos los deberes que le ponía el Plan General. Ha tenido 18 años para solucionar el conflicto del solar de Jesuitas y no lo ha hecho”, afirmó.

Por último, el edil lamentó que el Ayuntamiento vaya a destinar la parte que le corresponde del plan de inversión anunciado por la Generalitat para “destruir el Cabanyal en lugar de rehabilitarlo”. “Mientras el fondo Zapatero servirá para crear empleo y mejorar la ciudad, la huella del nuevo plan de la Generalitat será la destrucción de un barrio histórico como el Cabanyal”, concluyó.



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE