Wednesday, September 3, 2008

Alborch exige la construcción de trece colegios para garantizar el derecho a la educación de los 6.500 niños que viven en los nuevos barrios de la ciudad

La portavoz denuncia que el Ayuntamiento ha recalificado nueve de las parcelas destinadas a centros escolares en los 15 nuevos sectores. Juan Soto: “Si hay dinero para construir un circuito urbano de Fórmula 1 en tiempo récord, no se entiende cómo no lo hay para construir centros escolares”

La portavoz del Grupo Municipal Socialista y Senadora, Carmen Alborch, exigió hoy al Ayuntamiento de Valencia que ponga a disposición de la Generalitat el suelo necesario para construir trece colegios de primaria en los nuevos barrios de la ciudad y garantizar así el derecho a la educación de los 6.500 niños que está previsto que vivan en ellos. Alborch denunció en rueda de prensa que sólo se ha construido uno de los 23 centros previstos en los quince nuevos barrios ya construidos o con la reparcelación aprobada, mientras que otras nueve parcelas se han recalificado para diferentes usos.

“En esta ciudad el derecho a la educación, plasmado en la Constitución, no es atendido. Las administraciones públicas tienen la obligación de procurar calidad en la enseñanza como primer paso hacia la igualdad de oportunidades. Es escandaloso que la construcción de nuevos barrios no esté acompañada de la creación de nuevas dotaciones destinadas a la educación”, lamentó la portavoz en una rueda de prensa ofrecida junto al concejal Juan Soto, quien presentará una moción al respecto en la próxima Comisión de Educación y Cultura.

La moción recuerda que el Ayuntamiento ya ha puesto en marcha catorce de los veinte nuevos sectores previstos por el Plan General de Ordenación Urbana vigente, además del de Sociópolis, no contemplado inicialmente. Nueve de los quince sectores (Benicalap Sur, Orriols, Sant Pau, Ademuz A, Ademuz B, Beniferri, Campanar Norte, Campanar Sur y Avenida de Francia) ya tienen prácticamente construidos todos los edificios, mientras que los seis restantes (Benicalap Norte, Quatre Carreres 1, Quatre Carreres 2, La Torre, Patraix y Moreras) tienen la reparcelación aprobada. Los quince nuevos barrios dispondrán de 22.775 viviendas y, según las previsiones, acogerán a 72.880 vecinos, de los que 6.500 tendrán entre 3 y 12 años y estarán, por tanto, en edad escolar.

El PGOU reservó veintitrés parcelas para atender las necesidades educativas de los nuevos vecinos, pero sólo se ha construido el colegio de la avenida de Francia y nueve de las parcelas han sido reclasificadas: cinco para viviendas, una para la iglesia de la nave de Cross, una para la futura Escuela Oficial de Idiomas, una para el Conservatorio Municipal de Música y otra cedida gratuitamente al colegio privado Marni. Alborch lamentó que, como consecuencia de ello, se haya dejado de prestar una educación pública de calidad a los 6.500 niños y que muchos de ellos vayan a tener que recorrer distancias superiores a un kilómetro para ir al colegio, lo que “supone una pérdida de bienestar y de calidad de vida”. “Es inconcebible que una ciudad rica y próspera como Valencia no pueda garantizar el derecho de los ciudadanos a recibir una educación de calidad”, afirmó.

Por su parte, Soto lamentó que el PP no haya construido “ni un solo colegio en los nuevos barrios” y que las recalificaciones “impidan que en algunos de ellos se construyan centros en el futuro”. “Se condena no sólo hoy, sino también mañana”, lamentó el concejal socialista, quien denunció que “los niños y niñas ya están en los nuevos barrios pero siguen sin tener colegio”. “Si hay dinero para construir un circuito urbano de Fórmula 1 en tiempo récord, no se entiende cómo no lo hay para construir colegios”, señaló el edil, quien consideró que “hay algo de perverso en las prioridades de Camps y Barberá”.



Cercador
Enllaços
Síguenos en TwitterSíguenos en Twitter
Socialistes ValenciansSocialistes Valencians
PSOEPSOE